lunes, enero 07, 2008

Blue eyed boy


Hoy venía atrasado al trabajo. No mucho, en realidad, pero me carga llegar tarde y sobretodo los lunes. Es como de rancio. Y, believe it or not, no lo soy tanto.

Pedaleaba algo más rápido de lo normal, lo suficiente para optimizar en unos cinco minutos mi tiempo de viaje habitual.

Venía bastante concentrado (nunca se puede tener suficiente cuidado en esta ciudad si te trasladas en dos ruedas), cuando mi mirada se topó con los ojos más azules y cautivadores que recordara.

Me paré en seco, lo miré y simplemente tuve que bajarme de la bicicleta. Jamás me habían seducido así, solo con una penetrante mirada azul. Me imagino que él al comienzo se asustó, porque su cuerpo se tensó y quizás su primer instinto fue escapar. Lo bueno es que no lo hizo.

Le dije que se acercara, que no iba a hacerle nada malo. Luego de dudar unos instantes y sin jamás despegar sus ojos de los míos, se acercó a mi.

Lo tome entre mis manos y lo acerqué a mi cara.

No entiendo nada de gatos. Soy un tipo de perros. Pero por lo que aprendí luego puede que haya estado alcanzando el mes. Sus ojos eran de un azul muy intenso y puro. Como el lapislázuli o como cuando tiras la cadena por primera vez luego de haber puesto un Pato Purific en el estanque del agua. Su piel era manchada blanca con negro, como si fuera una vaca felina y diminuta.

Le hice una suerte de cuna con mi polera y me fui caminando con él, llevándolo como un canguro mientras trataba de cruzar la Pérez-Zùjovic, muy de bicicleta, mochila y gato.

Llegué tarde a la oficina y me perdí una reunión importantísima (aunque claramente ese gato era más importante que cualquier reunión)

Durante toda la mañana se dedicó a comer, obsesionarse con mis zapatos y dormir en mi hombro.

Si alguna vez leíste algunas cosas que acá también se han escrito, quizás sepas que tengo un perro. Se llama Lukas y entre las cosas que detesta, junto con el sonido de las bolsas de plástico, es a los gatos.

Por otra parte, JP me tiene bien prohibido seguir aumentando la cantidad de animales que hay en la casa. Y no hay gato, ni loro, ni tortuga ni iguana que sea la excepción.

No fue necesario ponerme a llamar a todo el mundo para enchufarle a quien fuera el gato, a como diera lugar. Ahora, cuando ya son las 17:00 hrs del día en que me topé con sus intensos ojos azules, el pequeñísimo animalito en cuestión se prepara para pasar su primera noche en su nuevo hogar; la casa de mi jefa. Que si es una mujer de gatos.

Debo reconocer que me dio un poquito de pena despedirme de él. Le di un beso en la cabeza y juraría que me lo respondió.

Es muy probable que yo tenga pulgas ahora. Me pica todo.

Soy feliz.

JUL.


Lukaselgato

16 comentarios:

J. dijo...

San Julius de Asis

cuanta ahora como te fue cuando tiraste tu ropa por el balcón y te fuiste en pelotas por la calle (comentario válido sólo para quién estuvo en colegio de curas o monjas)

Slds

Blefaroplastía dijo...

Pulgas es lo menos que pudo haber tenido ese gato. Garrapatas, sarna y parasitos son otras. Espero no te los haya pegado. En todo caso loable, todo el rato la actitud, a menos, que exista ahora una mamá gato desesperada buscando a su cría. Pero lindo gesto. Digno de alas para ti.

Eso

B.

PD: me habría encantado la escena que cuenta el de arriba. No sé porque me suena que no es tan ajena a la realidad. En otras condiciones si.

isabelicity dijo...

Los gatos son lo más!!! y me tinca que el tuyo era precioso!!! Eres igual que yo, no puedo resistir el encanto de los animales...

La Conny dijo...

los mas probable es que si yo hubiese visto a ese gato,habria seguido de largo, no me gustan los gatos y para colmo soy alergica a ellos.

pero me alegra que aun hayan almas caritativas!


saludos!!

Palomilla dijo...

Muy tierno su gesto, me parece loable que haya rescatado a ese gato en problemas.

Es como un S.O.S. Mascotas, pero version chick.

Claro que me conmuevo por que tambien soy mujer de gatos, perros, canarios, catitas, patos, etc, asi que si se vuelve a cruzar con otros ojos asi no dude en socorrerlo.
baccio e un hug per voi
Colomba

Erase & Rewind dijo...

A mi me paso lo de los ojos azules pero con mi pareja, me quede mirandolo pegadisimo por un rato cuando lo conoci, tiene unos ojos que amo y que es lo mas hermoso de ver por la manana.

Gatos no tengo y mi perrito murio hace unas semanas, probablemente busque un perrito nuevo por ahi.

p. dijo...

que lindo eso de dejarse llevar por esos impulsos, me alegro por el gato y su angelito, y bueno, las pulgas es lo de menos

saludos!

Feñizio dijo...

Holas, primera vez que opino por aquí. Yo soy fanático de los gatos. Y sobre todo cuando son chiquititos, uff, me entran los nervios. Tengo uno que es terrible de manso, te lo puedes enrollar en el cuello y el se deja.
Me alegro que le hayas dado un buen destino al chiquitín.

Saludos

Remus dijo...

Los gatos son geniales y cuando chicos, simplemente una delicia. Personalmente creo que la gente que quiere a los animales es más digna de confianza.

Abrazo!

PD: Y no llegai hecho sopa a la oficina?

Carlitos dijo...

julius o panchito de achí?
que lindo gesto, la verdad es que yo soy reacio a hacer ese tipo de cosas pero probablemente me hubiese desarmado igual y le hubiere procurado algo mejor que la calle claro que con la conciencia de que en mi casa está vetado, odian gatos, yo no les amo precisamente, mi mente trabaja en frecuencia perro... no podria ser como tu, y convertir mi casa en el arca de noe. en todo caso, aunque la introduccion induce a error, el total habla bastante bien de ti, felicitaciones
saludos
c

Kristian dijo...

LOS GATOS SON LOS SERES VIVOS KE NO PUEDO PASAR POR ALTO, TENEMOS 5 EN LA CASA Y TODOS RECOGIDOS DE LA CALLE.

:(

el doc dijo...

Y yo que soy hombre de gatos, viviendo con tristeza cómo es que tengo que ir regalando buena parte de mis siete gatos pues mamá se niega a que el cambio de casa a departamento incluya semejante fauna.

(para qué hablar de los dos perros)

Saludos,
Ah, ante el clamor popular (bueno, en realidad sólo tuyo, y no es que te esté llamando del populacho), ya está mi entrega mensual.

Leandro Bertini dijo...

hace rato que leo y no posteo.... flojo...

A mi tampoco me gustan las gatos, soy de perros, pero en una circunstancia como la descrita, ceo que haria lo mismo...

saludos y buen fin de semena

casaorate::: dijo...

asi como casi un bombero: chico bueno...

slds,

casaorate:::

Roberto Carreño dijo...

Me hubiese gustado filmar un docureality con tu historia...


Saludos Guapo!

FILIPPO dijo...

Amo los gatossss y a ése lo amé...me lo imaginé regio con ese aire terneril.

Saludos!!