miércoles, enero 23, 2008

R.I.P.

Estoy bastante en shock con esto que se haya muerto Heath Ledger. ¿Cuánto tenía? ¿28?. Un niño. Un niño bien exitoso. Talentoso también.
Me acuerdo que cuando vi Brokeback Mountain me sorprendió su trabajo. Sobre todo el acento que logró, impresionante.
Guapo total. No en el sentido clásico y obvio. Pero guapo al fin y al cabo.
El lunes en la noche estaba revisando los trailers de la página de Apple. Ahí estaba Ledger; aterrador y enorme como el Guasón en el avance de The Dark Knight, la secuela de Batman Begins. Al día siguiente, muerto.

Brad Renfro pasó a mejor vida sólo unos días antes. Más joven. Más guapo. Probablemente más talentoso aún.
El pequeñín de The Client, el adolescente monstruoso de Apt Pupil, terminó sus días reventado hasta decir basta.

Britney. Miss American Dream, desde los 17. Absolutamente perdida y desquiciada a los 26.
Existe en Internet una página donde te inscribes, adivinas la fecha de la muerte de Britney y si le achuntas, te ganas una Playstation 3.

Amy Winehouse. El personaje más fascinante de los últimos tiempos. 24 años. Un look imposible, un panal de abejas en la cabeza, una voz y un talento que dan susto. Su mayor éxito se lo debe a la frasecita esa de que se la quieren llevar a rehabilitación, pero ella dice : “No, no, no”.
Dios quiera que alguien la obligue.
No me extrañaría que algún hijo de puta esté subiendo en este momento, un sitio que te ofrezca una XBox 360 si adivinas el día que Amy finalmente se meta un poquitito más de mierda por las venas.

No pretendo hablar de lo malo que son los excesos, porque es un tema bien manoseado y aburrido y nunca me han gustado las cosas muy manoseadas y las muy aburridas tampoco.
Sólo quiero decir que es triste que la gente, incluso las que no conoces más que por la pantalla o los parlantes, se desmorone así.

Talentosos. Hermosos como un Cadillac. Expuestos hasta el cansancio. Cuestionados. Perseguidos. Paparazzeados. Tergiversados. Amados. Odiados. Elevados. Derribados.

No culpo ni juzgo a ninguno. Yo no estaría mejor que ninguno de ellos si a los veintitantos me hubieras puesto millones de dólares en los bolsillos, me hubieras abierto las puertas a todo lo que hubiera querido, a cambio de mi alma, mi privacidad y mi salud mental.

La industria discográfica agoniza. El cine va para las mismas. El faranduleo en cambio, crece y crece, como la Mancha Voraz.
Y uno cae también. Y te pegas en “E News Daily” y en VH1 y revisas a diario Perezhilton.com para enterarte de lo más sucio y bizarro de Hollywoodland.
Y cada caída, cada escándalo, le da de comer a otros tantos. Que uno estire la pata por aquí, que otra se pasee ensangrentada y confundida por allá, los alimenta aún mejor. Gourmet.
Y tal vez está bien. Quizás sea válido ganarse la vida así. No lo sé.

Es una pena.
Son los hijos de alguien. Los amigos de pocos. Los padres de algunos. Las parejas de otros. Los ídolos de miles.
Son todos seres humanos.
Son todos casi niños.

Ojalá que los caballeros descansen. Esperemos que a las señoritas las ayuden.

JUL.

13 comentarios:

Angel y Demonio dijo...

No tan bien escrito hice la misma reflexión ayer ... qué pasa con la gente que se va a la cresta tan joven?? No queda más que decir lo obvio y seguir pensando, que descansen en paz. :S

Anónimo dijo...

Muchas veces me cuestiono lo mismo, en el setindo de por qué la gente llega a esos extremos y se suicida ...creo que la respuesta se encuentra en esta sociedad vacía, exitista y hedonista en la cual se privilegia el tener y no el ser. Creo que ese abismo que existe en espiritu es lo que lleva a esa deseperación.

Aunque suene como predicador, hay que buscar las respuestas, los caminos, que permitan que cada uno se encuentre a si mismo, ya sea a través de la religión, yoga, filosofía, amor, pareja, lo que sea, para tenerse a si mismo.

Un abrazo y digamonos lo mucho que nos queremos y apreciamos .. tal vez a alguien le puede estar haciendo falta y lo podamos ayudar.

POLO

pequeñin dijo...

Una lata la muerte de este social. Me gustó eso de "Son los hijos de alguien. Los amigos de pocos. Los padres de algunos. Las parejas de otros. Los ídolos de miles.
Son todos seres humanos.
Son todos casi niños".

Saludos

gieb dijo...

Los medios necesitan desesperadamente otro James Dean, otro Kurt Cobain... y una muerte misterios, el sexo y las drogas venden nuevos mitos.

Hace pocos días murió Patricia Verdugo, una periodista que hizo bien su trabajo, lo que se condice con la poca cobertura que tuvo más que unos cuantos artítulos y notas... ella no fue portada de LUN, pero sí Ledger y no tanto por su muerte sino porque moría el vaquero gay de la película de Ang Lee.... la mancha voraz como decías.

Está en post producción la última película de Brad Renfro "The Informers" basada en un libro de Bret Easton Ellis... en este minuto recuerdo Sleepers, Bully, Ghost World. Un muy buen actor.

¿Que sería de nosotros con esa exposición mediática, esas billeteras y toda esa gente alrededor? Definitivamente otro Pete Doherty, otra Amy Winehouse.

Saludos a usted

Palomilla dijo...

mmmmm

no tengo comentarios al respecto, me duelen este tipo de situaciones, adoro a Amy y me hiere cuando la veo en su famoso video consumiendo crack, como tantos desperdician su vida por tan poco?.
Lo vivo de cerca, estoy pasando por todo el sindrome de abstinencia (conteniendo a mi mejor amigo que esta saliendo de su vicio) y es tan destructivo ojala no pasara, pero con cada nueva droga a miles de nuevos adictos (ejemplo facil las "estrellitas").
baccio e un hug per voi
Colomba

Blefaroplastía dijo...

Me encantó tu pós. Me encantó su final.
Me quedo con Renfro, que aunque se venía venir, una lástima. Fue mi idolo en el Cliente y me mató con Art Pupil. Perversidad vulnerable. Total. De ahí le perdí la huella, al menos desde el punto de vista del cine. Vi otra en el cable, pero no recuerdo bien.

No sé que más.

Eso.

B.

Erase & Rewind dijo...

Cual seria esa pagina de la Britney? No me enojaria con un nintendo.

Feñizio dijo...

Si es muy lamentable lo que sucedió con Heath Ledger.
Y a la que veo por muy mal camino es a la Amy. Si en las ultimas fotos que le sacaron hasta se parece a la Withney Houston con su pelo (¿Por qué quedará asi como pajoso?).

Roberto Carreño dijo...

Hay momentos en que la farandula sobrepasa la ficción.
Mi teoría es que hay un acuerdo entre los guionistas de Hollywood y un periodismo encargado de vender dramas.

Saludos Julius.

Remus dijo...

Comparto 100% la reflexión, especialmente el deseo final.
Da pena ser testigo casi obligado de los tumbos que dan Britney, Amy y otras figuras que, vaya a saber uno por qué, parece que lo unico que quieren es terminar siendo encontradas muertas por una sobredosis u otra circunstancia.
Lamentablemente la decisión de cambiar depende de ellas.

Abrazo!

Carlitos dijo...

muere joven y deja un cadaver exquisito dice un cliché.

no es nuevo esto, para cuando cobain se mato, al hilo habian muerto al menos otros 3 guapos cantantes y además procesaban a otros por tráfico, dave gahan era un espectro cantando barrel of a gun y asi suma y sigue...

es triste, porque como dices al final, siempre habra alguien que te extrañe

galgata dijo...

Qué divertido que justo hayai escrito de eso. Estoy pensando en volver a escribir del blog, y mi post de re-estreno fue justo de un tema muy parecido. ¡No sé cuanto me va a durar! pero feliz de que le echi un looking: http://galgata.blogspot.com

Max de Winter dijo...

es la desquiciada industria del entretenimiento... Donde la muerte parece ser en una red carpet, con olor a Chanel y vestido con trajes de diseñador...

Comparto la reflexión, y Dios, pero qué bien escrito está esto!